.

.

Un nuevo Amanecer

Hola a todos! Llevo tiempo sin entrar por aquí. Lo lamento...
Ha sido una semana muy agitada y he tenido que luchar mucho para que se hicieran ver mis derechos como ciudadano. Ya que muchos utilizan este medio para quebrar las reglas o engañar a aquellos que tienden la mano a los que realmente lo necesitan, creando así una autoridad reacia a creer en los que verdaderamente necesitan ser escuchados. NO lucrados, sino escuchados. Sabemos todos que es diferente.
Sin embargo, después de insistir mucho he conseguido encontrar por fin la paz después de dos años de lucha constante para ser escuchado y cinco años para ser comprendido. Sí, el tiempo pasa muy deprisa hasta a mí me sorprende lo rápido que ha pasado. Y sin duda, hoy por hoy mi petición se ve aceptada creando un vínculo de satisfacción y razón que me obliga a estar en un estado eufórico. Espero que no se rompa fácilmente aunque no lo creo ya que al ser escuchado toda mi vida ha tomado un giro radical y especialmente, importante.
Lamento no poder daros más datos, la razón de que no lo haga sólo significa que no quiero daros la lata con el tema, sólo quería que supiérais que ando en un momento de alegría y que espero que vosotros tengáis la oportunidad de vivir vuestro momento, -sino lo habéis vivido ya- y que estéis tan satisfechos como lo estoy yo ahora mismo.
Os mando un saludo a todos, yo comienzo hoy una nueva etapa, espero sinceramente que a partir de ahora el giro haya bastado para sosegar la indiferencia de la sociedad dándome la oportunidad de ser escuchado como debí serlo desde un principio.
Muchas gracias a todos por seguir a mi lado a pesar de pasar baches impredecibles en mi actitud y ante las flaquezas que a veces mantuve en determinados puntos. Mi mundo se ha reforzado y mi carácter ha vuelto a ser lo que era. Sólo ese hecho es digno de ser compartido con vosotros porque ya se acabó la ola de terror que me envolvía, dándome la oportunidad de salir de la oscura niebla densa que me consumía a pesar de mi sonrisa.
Un abrazo para cada uno de vosotros, os deseo lo mejor y que vuestros sueños se cumplan. Yo comienzo hoy con nuevas metas, nuevos sueños y posiblemente más problemas pero sin duda, estoy preparado para afrontar lo que se venga.


Gabriel A. Rancel