.

.

Fundamentos de Vida. -Vol. 1-.

¿Alguna vez has presenciado una situación en la que sientes mucha impotencia porque sabes que se están burlando de ti y encima de tomarte por tonto/a, creen que lo consiguen? A mí sí. Y hace muy poco además. Hay personas y situaciones para todos los gustos, eso está más que claro. Alguien me dijo una vez, que cuando permitamos que alguien nos pase por encima a sabiendas de que lo hace de esa manera, somos como piensan que somos. Tontos.
Pero he aprendido con el tiempo, que hasta el menos esperado, nos hace ese feo. Puede ser alguien con un cargo importante, pero no deja de ser poca persona. Y también puede ser alguien que no sabes siquiera su nombre y sigue cayendo bajo igual. La cuestión es que por ejemplo yo, no estoy acostumbrado a que me toreen todo el tiempo. Me considero una persona muy pacífica y paciente, pero en el momento en el que me surge una situación así, no soy de los que se quedan callados y quietos esperando a ver el desenlace. Y es en ese momento, al que yo quería llevarte ahora. ¿Hasta qué punto puede una persona convertirse en "cabrón" por defenserse y no permitir que el otro sujeto lleve a cabo su trama para hacerte sentir menos persona?
Nadie. Repito: NADIE tiene derecho a hacerte sentir inferior. Ya no sólo legalmente está penado sino que además, la ética y la moral, esas dos palabras que usan los cultos para escudarse, hasta esas dos palabras, son esenciales. Un factor muy importante, valores que debes conocer y trabajar para no caer nunca en l rol de... "víctima" por llamarlo de alguna forma. Piensa que tú vales mucho como persona y aunque no lo creas, es así. Otra cosa es que todo el que conoces, o al menos la gran mayoria, diga lo contrario. En ese caso, sólo confía en ti y en tu propio criterio. -¿Quién soy? ¿A dónde voy? ¿Por qué? ¿Qué deseo de la vida? ¿Puedo lograrlo? Adelante-.
Una última cosa, antes de dejarte ya a solas con tus pensamientos. ¿Sabes quién eres? Si la respuesta es sí, igualmente plantéatelo, reflexiona. Pues nada es lo que parece hasta que haces una introspección. Buena suerte, y que tengas buen día.
Gabriel Rancel

Viaje + trabajo

Hola a todos! Hace bastante que no escribo en el blog y debo pedir disculpas. Ha sido un mes muy ajetreado, comenzó todo por un viaje "improvisado" a la península. He tenido el placer de compartir con una persona muy especial para mí, una semana de actividades y grandes recuerdos muy especiales. He podido conocer un poco más todo su mundo y ha sido muy enriquecedor. Estoy seguro que algunos de vosotros ya sabéis quién es, hablo de Limalimon90 [su nick en Youtube por la que todos la conocerán desde hace mucho tiempo] He tenido largas conversaciones con ella, llenas de divertidos y locos momentos, un poco de ello lo podéis ver en mi último vídeo de Youtube. He regresado a casa muy feliz, porque no sólo me ha animado a seguir haciendo lo que más me gusta sino que además ha sido un pilar de apoyo muy fuerte ante un nuevo reto que me han propuesto. He conseguido trabajo por fin! Después de varias entrevistas de las que no salí bien parado en otros trabajos, he logrado triunfar en la última entrevista. [Por cierto, Fano, si lees en algún momento esto, te agradezco mucho el vídeo que nos pusiste en clase, me ayudó muchísimo. Gracias!!!] Me trataron realmente muy bien, una entrevista relajante, los nervios no me fallaron en ningún momento, entre eso y llegar el primero a la entrevista, creo que me dio un punto a favor. El trabajo es de Monitor socio-cultural. Trabajo del cual se sabe muy poco (lo digo porque todos me preguntan: y eso qué es?) Un monitor socio-cultural es como un animador, hace el mismo servicio. Crea, promueve y transmite, actividades tanto para jóvenes como para adultos. Creando proyectos como: senderismo, acampadas, juegos de siempre, ... Todo tipo de actividades lúdicas. Y no sólo eso, sino que proyecta en los jóvenes y adultos, la creatividad y la importancia de la comunicación y trabajo en equipo.
Olvidando este tema, que es el principal, sólo por un momento, me gustaría recalcar que agradezco a todos mis suscriptores de Youtube el gran apoyo que me han brindado, espero seguir siendo de su agrado durante mucho tiempo. Cuando yo comencé a subir vídeos, fue porque seguía de cerca a Tonichu, a Morpheus y a Xiqittina. Con el tiempo sentí la necesidad de ser más abierto con los demás. Me costó muchísimo porque aunque no lo parezca siempre fui muy tímido. Gracias a ellos y a Limalimon90 fui convirtiéndome en lo que siempre quise ser, una persona más extrovertido y seguro de mí mismo. Lo logré tras una lucha muy intensa conmigo mismo.
Hoy por hoy, mis vídeos siguen siendo parte de mí, como todos los proyectos que estoy llevando a cabo. Gracias a todos por seguir apoyándome y confiando en mí, pues sin su apoyo incondicional, mi trabajo y esfuerzo, no llegaría a ser lo que es.
PD: Si estás de vacaciones y bebes alcohol, no conduzcas.
Un saludo a todos!!
Gabriel Rancel

¡Bienvenid@!


¡Hola de nuevo! Gracias por estar aquí. He estado haciendo muchos cambios dentro de la web, muy notables lo sé jeje... Pero quería darle un aire mucho más personal. Las imágenes son fragmentos no sólo de películas sino que además son parte de una vida. Situaciones que han coincidido con el lanzamiento de esas películas, situaciones que me han ocurrido idénticas a algunos fragmentos o incluso, sentirme identificado con ciertas escenas.
También podréis ver que hay un reproductor de música. Iré añadiendo canciones que me han inspirado y que también poseen su afinición conmigo. Momentos que jamás querría olvidar por nada del mundo...
En general, todo tiene un porqué. Quizás mi decisión de cambiar toda la página tiene que ver con que, he aprendido en este medio año que nunca se puede juzgar a nadie por las apariencias, ni que se debe dejar de ser uno mismo jamás. Hoy por hoy, muestro aquí todo lo que soy tal y como soy, con la sinceridad que me caracteriza. De verdad, me alegro que hayas decidido pararte a leer esto pues es muy importante para mí hacerte partícipe de los grandes cambios personales que estoy sufriendo. No sé si te gustarán o no, soy consciente de que es posible que no; pero estoy seguro de que son para mejor, así que sigo adelante. Lo más importante es no dejar de ser quién eres por nadie ni por nada, recuérdalo y será un paso más que darás hacia la madurez.
Que paséis feliz verano y que os sonría la suerte. Un abrazo.
Gabriel A. Rancel

PD: Por cierto Sarita, lo del reproductor te lo he robado a ti XD perdona ni, es que me volví loco buscando uno y no había manera. Es lo que tiene... jaja :P

¿Confías en ti? ¿Y en los demás?

Hace unas semanas que no poseo conexión a Internet y esto ha hecho mucha mella en mi trabajo. La añoranza de las personas que tengo muy lejos, al otro lado del mar, la constante ignorancia ante su estado, cómo se encontrarán, qué harán y si me echan de menos. Situaciones como estas me hacen ver una vez más, lo afortunado que soy de poseer el privilegio de estar aquí día a día. Como hoy.
Llevo muchos años enganchado a Internet, y no como obsesión, ni necesidad, sino conociendo un poco más este mundo ilimitado y sin fronteras. Lo poco que he aprendido, ha sido de vital supervivencia por la red, pero de poco me ha servido en la vida real. Sin embargo, he conocido amistades tan interesantes e importantes como las que tengo a mi alrededor a diario. Una vez, alguien me preguntó cómo es posible que confíe en personas que jamás he tenido frente a mí. Yo ante esto, sonreí, sin contestar. Pasaron varios meses desde que me hicieron esa pregunta. No la había vuelto a formular aunque sí pensaba mucho en ella. Con los años, he aprendido que no se puede confiar en nadie, salvo en aquellas personas que, cuando nos fallan, son capaces de rectificar. Con lo cual, llegué a la conclusión de que no importa lo cerca o lejos que esté una persona de mí, sino la intensidad con la que vivamos nuestra amistad. ¿Qué importa la distancia cuando la comunicación es magnífica? El problema real aquí, es que llegado un punto, la lejanía y la sensación de impotencia que transmite, el no poder coger el coche e ir a ver a esas personas, crea en nosotros una resistencia sentimental ante ciertos sentimientos que hieren y transmiten soledad. No me he llegado nunca a sentir solo con respecto a las personas que viven en la distancia, es más, sí la he llegado a sentir teniendo a las personas bajo mi mismo techo. Y pensaréis: ¿Entonces en qué quedamos? Pues bien, no tengo ni la más remota idea. Sólo sé, que ni el corazón ni la mente, conoce de medidas... las auténticas barreras, las ponemos nosotros. Quizás por seguridad, quizás por desconfianza en nosotros mismos... no lo sé. Aunque me atrevería a aventurar, que se trata más de cuánto nos conozcamos a nosotros mismos, que lo que ocurre a nuestro alrededor.
¿Y tú? ¿Qué opinas?
Gabriel A. Rancel

Cuidemos de lo natural

Hola a todos! Bienvenidos de nuevo a mi blog. Esta semana tengo algo que enseñaros y que para mí es muy importante. Ya creo que todos saben mi pasión por la naturaleza y cómo no! el día de Canarias a mi familia y a mí, nos apeteció ir a recorrer los parajes más hermosos de la isla. Sin embargo, a veces el tiempo es caprichoso y a pesar de la ola de calor, había una calima algo espesa que impidió que sacara fotos nítidas, pero bueno. Pondré algunas, las que más me gustaron, espero que también os gusten. Siempre hay que mantener un vínculo con la naturaleza, no podemos perdernos la oportunidad de conocer un poco más la tierra donde vivimos y explorar aquellos rincones que nos queda por descubrir. Estas fotos os acercará un poco más a mi tierra y aprovecho para decir que es un privilegio para mí poder contar con parajes como estos. Cuidemos la naturaleza todos juntos! Para que siempre sea así de bella. Un saludo y un abrazo para todos!! :)

Un Hasta Pronto promete más que un Adiós

"Ante todo, quiero pedirles perdón por lo que van a leer a continuación. Mis ánimos no son los mejores aunque mis intenciones sí lo sean. Les pido que disculpen la negatividad y que sean indulgentes con mis desvaríos. Dicho esto, comienzo"
Gabriel A. Rancel
---------------------------------------------------------------------------------
La economía a cambiado, eso lo sabemos todos. Pero... ¿Hasta qué punto nos afecta hoy en día? Refiriéndome a nuestra salud sentimental, más que económica. Pongamos un ejemplo, hoy en día podemos navegar a través de la red y conocer a personas de cualquier parte del mundo sin que pensemos: qué suerte tengo de poder hacer algo así. Hoy por hoy, disfrutamos de una comunicación sin fronteras de ninguna clase y podemos hacer amistades, enamorarnos, enfadarnos o en su defecto, amistarnos de nuevo, con personas que están a miles de kilómetros de distancia. Una gran fe en la confianza ciega y en el amor real -referente a cualquier tipo de relación- sentimientos tan puros y reales como por aquellos seres cercanos a los que vemos cada día. Bueno, dicho así parece todo de lo más hermoso. Pero... ¿qué ocurre cuando de pronto esa "red" es cortada por falta de dinero? ¿Qué ocurre cuando la crisis nos obliga a olvidarnos de esas personas? ¿Qué nos queda cuando literalmente perdemos el contacto directo con esos seres queridos? Porque, en esos momentos eres consciente de que... la distancia sí importa. Cuando ya no existe la comunicación online, empezamos a pensar que las conferencias telefónicas seguirán pero no puedes permitirte tales lujos. Vas viendo como puerta a puerta y ventana a ventana, se van cerrando todas las posibilidades de comunicación con quiénes amas. ¿Y luego? ¿Qué ocurre luego? Empezamos a sentir un desasosiego con los que tenemos alrededor... no te acostumbras a sentirte pleno con lo que tienes porque sabes que al otro lado del mar existe alguien tan compatible contigo que no puedes dejar de pensar en cómo estará, en qué hará y por qué no puedes sentir su calor. La ansiedad se va apoderando de tu corazón. Sientes como va rompiéndose cada día, vas notando la tensión de la situación y cuando pasa el tiempo, llegas a un punto de resignación aunque no absoluto. Y piensas: "No era para mí" pero en tu interior sabes que sí, que se debe luchar, que debes intentarlo. Pero amigos, la crisis hace mella en todo y en todos. La pobreza es uno de los peores enemigos del hombre. Destruye corazones, sentimientos, destruye al hombre... No hay control, la pobreza no trae felicidad hasta que tocamos fondo del todo y es así como comenzamos a subir de nuevo, con una nueva mentalidad, con nuevas fuerzas y sobretodo, sin olvidar a quiénes amamos y de seguro, algún día volveremos a tener a nuestro lado.
Un abrazo a todos, y no un adiós, pues un hasta pronto es más prometedor.
Gabriel A. Rancel

Luchar por la Dignidad

Si alguna vez fui débil, fue por el simple hecho de creerme débil.
Si alguna vez fui pisoteado, fue porque permití que me pisotearan.
Quizás debí ser más fuerte, eso ya no lo sabré.

Hay momentos en la vida, en los cuales mostrarse de acuerdo con los caminos elegidos dependen de las primeras elecciones que hicimos. Una vez comenzó a torcerse el sendero, debimos rectificar y no lo hicimos. A veces es más dificil auto-valorar nuestros pasos. Sin embargo, es imprescindible para continuar la marcha.
Hasta hace poco, pensaba que todo el mundo era una conspiración contra mí. Todo me daba la espalda: personas, situaciones, momentos, objetos, ... Siempre me resultó más fácil decir: "Esta persona me ha hecho eso, ¿cómo lo ves?" Por otro lado, con los años he ido recopilando información suficiente sobre mí mismo, para darme cuenta que no eran los demás los que cometían los atentados o equivocaciones contra mí, sino que era yo mismo el que se ahogaba en sus propias lamentaciones. Hacía mucho tiempo que había dejado de existir sólo porque yo permití que eso ocurriera. No eran los demás, yo debí valorarme. Debí poner un precio a mi dignidad como persona pero no lo hice. Lo dejé en manos de los demás y ellos optaron por lo más sencillo: pasar por encima a los otros que no daban la talla. Admito que es un juicio de valor poco ortodoxo pero por desgracia así se vive. Cuando una persona es tan noble que se deja abasallar porque no tiene la fortaleza de imponer su dignidad ante la astucia de aquellos que se creen superiores.
Hay personas que me intentaron abrir los ojos de la forma más sutil posible, aunque hasta que no vi que mi vida realmente ya carecía de dignidad y valor, no fui capaz de decir: "Ahora que realmente no tengo nada, que no pierdo nada, es cuando debería sentirme un don nadie". Mi enfado conmigo mismo no ayudó en nada. Hoy lo cuento para que no cometas el mismo error que yo. Culpar, maldecir, pelear, ... contra el mundo, no es la solución. Sólo nosotros nos metemos en los problemas y sólo nosotros podemos salir de ellos.
Se trata de levantarse un día y gritar: ¡Basta! o ¡Ya no más!
Se trata de ser fuertes, de tener ganas de vivir, de LUCHAR con todas nuestras fuerzas ya que la Vida por sí misma, nos la quita el tiempo. Pero durante estos breves momentos, lo que decidamos hacer con ella, lo que logremos; las metas pensadas, empezadas, conseguidas y/o perdidas, son las que nos deben preocupar verdaderamente. No se trata de quién es mejor que quién, ni a quién se le da mejor abasallar a quién. Es un juego donde la regla básica: el respeto; se ha perdido. Y se lucha a muerte. Abrir los ojos para ver que nuestro mayor enemigo somos... nosotros mismos.
Es lo que más tememos... el efecto espejo. Vernos a nosotros mismos sin más, ver nuestra cara, nuestras heridas, nuestro físico, nuestros errores y soluciones, nuestro camino. Y sin duda, lo más importante: nuestra Alma. Allí donde reside el perdón. La alegría. La fuerza. La lucha. La guerra. La Muerte. Y la bendición de vivir como mejor creamos, sin acarrear una vida llena de dudas, odio, rencor, miedo y angustia.
¡Lucha! Lucha por ser tú mismo/a sin miedo a lo que los demás piensen que eres o que deberías hacer. Lucha por tu Libertad de expresión. Por tu dignidad. Por tus ansias de vivir y sobretodo, por no vivir arrodillado/a ante otros/as.
"La Vida es un patio inmenso donde los únicos guardianes son:el Destino y la Fe y sin embargo ellos dependen exclusivamentede nosotros para poder ayudarnos y acompañarnos".

Gabriel A. Rancel

Carta al Silencio

Se ha ido la luz y estoy solo. Llevo desde hace tres días sin saber nada del exterior. En mi castillo, donde prácticamente todo funciona con luz eléctrica, no hay forma de salir o entrar. Los teléfonos tampoco funcionan... Además, mi coche ha quedado atrapado en el garaje, así que poco puedo hacer.
Hasta por la tarde se está bien, hay luz solar y puedo leer y andar por casa, pero al ocaso todo eso debo dejarlo de lado. Son cerca de las ocho ya, y oigo hablar a los vecinos en la calle. Pero no puedo hacer nada para comunicarme. Algunos llevan todo el día con el motor de gasolina encendido, para mantener luz artificial en sus hogares. Magnífica idea, pero mis motores están en el solar de enfrente, una gran alternativa sino fuera porque para ir... debería poder salir. ¡Mal asunto!
Estoy escribiendo a la luz de las velas y no es broma. Mi ordenador estaba a punto de quedarse sin batería y decidí apagarlo hace ya dos días. Mi móvil tampoco tiene ya carga alguna, sólo una raya, una llamada y se apagará. Llueve mucho, oigo caer el agua sobre los tejados. No entran más que mensajes de llamadas perdidas en mi móvil, por lo visto... alguien intenta contactarme pero es imposible, las torres de repetición han caído con el temporal.
Estoy desconcertado, alguna vez soñé que pasaba algo similar pero jamás imaginé el aburrimiento que ocasionaría. Ni siquiera sé qué haré cuando vuelva la luz, si salir a la calle y gritar que sigo vivo o llorar por perder el juicio. Lo mejor de todo esto, es que me permite testificar que el hombre actual sí puede vivir sin todos los medios creados para el "bienestar" humano. Eso sí, cuando está habituado a ello, le cuesta mucho volver a sus orígenes y muchos desfallecen en el intento. Tengo una enseñanza, que he descubierto sólo en estos días: sólo hemos de buscar nuevas formas de desemvolvernos. Me resulta realmente triste pensar que sin energía eléctrica no somos nada.

Extraña la Fortuna, cuando menos lo esperamos nos da una descarga de sensatez y humildad. Curioso...


Gabriel A. Rancel

Temporal en Canarias - ¡Tenemos agua!



Primero que nada, debo decir que estoy cansado de oír, leer, ver, los destrozos una y otra vez, que han ocurrido en Canarias, en particular en Santa Cruz de Tenerife con asunto del temporal. El morbo de la televisión me crea nauseas. No estoy aquí para describir las innumerables situaciones que se han creado. No.

He decidido cambiar la negatividad de la prensa, por el deseo de mejorar nuestro futuro en las islas. Este temporal nos ha traído una buena dósis de positividad frente a la cercana época de sequía que se suele producir la mayor parte del año en Canarias. Gracias a esta tormenta, la nieve ha despertado la belleza natural de nuestro Teide. Para los que lean esto, que no sean españoles, el Teide es un volcán dormido que además, es el pico más alto de España. Se encuentra en la isla de Tenerife y es, una de las bellezas más importantes que tiene mi tierra.

La noticia de la nieve nos crea, a los más nativos, una tranquilidad muy grande. Significa para nosotros que tendremos agua todo el año y que no tendremos problemas con la sequía y que no tendrán que cerrar las galerías que nos envía el agua directamente a nuestras casas. El agua que desciende de las cumbres de Tenerife es pura y cristalina. Hermosa verla correr por los conductos tan antiguos como los pobladores de esta tierra. Pocos, son capaces de ser absorbidos por algo similar a esto, hoy escribo sobre ello porque yo me siento muy feliz de tener la oportunidad de vivir esta experiencia tan arcaica de mi pueblo.

Por ello, hice el vídeo. No soporto el morbo de la prensa de simplemente hablar de los malos momentos, saltándose las tradiciones tan indignamente. Gracias por leerme una vez más, un saludo a todos.

Gabriel Rancel

Hoy es importante.

Comenzando el año he tenido varias enseñanzas para aprender. He optado por memorizarlas y estudiarlas por separadom pero me he dado cuenta que todas ellas llevan al mismo punto. El siguiente párrafo narrará sólo la historia, la enseñanza... haz de buscarla tú.
Me he levantado y he visto la luz de un nuevo día entrando por mi ventana. Ayer, la oscuridad intentaba invadir mi alma tentándome a caer en un pozo sin fondo. Pero esta mañana, he visto la luz. Me he levantado, como cualquier otro día pero he notado un cambio muy grande en mí. A pesar de que me faltaba el aire, decidí continuar caminando, porque sino... ¿qué hacer? ¿rendirse? No. Eso jamás. Me he duchado, me he vestido y me he desayunado. Me he subido al coche como cada mañana y me he trasladado con el hasta uno de los puntos más relajantes que he hallado en mi tierra. Me he sentado en la orilla de la mar y he cerrado los ojos.
A mi lado, tras un rato allí tumbado, se sentó un señor mayor en una roca y me miró sin apartar la vista, muy fijamente. Me sentí un poco incómodo hasta que de pronto me sonrió y me dijo: "hola, buenos días" Mi sonrisa se amplió. "Buenos días, también a usted" Asintió. Tras una breve pausa de cortesía comenzó una charla muy agradable. Me habló del tiempo, de su experiencia, de su paso por la vida, ... Y cuando menos me lo esperaba se puso en pie y me dijo: "gracias" "¿Por qué?" Pregunté interesado. "Me has salvado del aburrimiento y ya me puedo ir a descansar, que es mi hora de la siesta" Rió. Miré el reloj y efectivamente, se había volado toda la mañana. Le miré sonriente y no me quedó más remedio que devolverle la sonrisa. "Entonces, gracias a usted también" "¿Por qué?" Me preguntó interesado. "Porque sino fuera por usted había sido sólo un día más y hoy, hoy he vivido un montón de experiencias nuevas que jamás olvidaré".
Nos estrechamos la mano, tocó su sombrero con un gesto de despedida muy antiguo y se marchó. Yo me quedé unos minutos más admirando la mar que se extendía ante mí con nuevos ojos, nuevas vivencias y mucho interés por descubrir qué me deparará la Vida.


Gabriel Rancel