.

.

Uno de esos momentos

¿Sabes esos momentos en los que terminas de reescribir un capítulo de algún libro (incluso después de haberlo terminado) y se te ocurren otras ideas muy buenas? (De acuerdo, medianamente buenas). Pues es lo que me ha pasado. Esa novela estaba acabada, registrada, presentada a concursos, a editoriales, etc. y resulta que me dio una tarde por leerla como lector y no me pude resistir a hacer las típicas correcciones de "última hora" por culpa de la exigencia que ejerzo sobre mí mismo. Quitando que es lo más común... Me decepcionó lo incompleta que me pareció de repente al empezar a tener ideas estupendas que plasmar y conectar mucho mejor la obra.

Y eso es lo que hice. Empecé a escribir capítulo tras capítulo de una forma muy distinta a la idea principal. Añadí y eliminé emociones, explicaciones, e incluso el enfoque. ¿Personalmente? Los cambios me encantan y eso es muy difícil que yo lo diga de algo propio. Por lo que estoy muy contento con el resultado, y por haberme puesto a leerla aquel día siendo tan cabezón y exigente. Por fin puedo decir (no sin miedo a escupir hacia arriba), que está acabada. Tanto me gusta como ha quedado, que voy a compartir a través de mis páginas oficiales un enlace en PDF para quien lo desee pueda leer el primer capítulo.

Les deseo una buena semana.

Toma las riendas y cumple tus sueños.

"La proactividad es una actitud en la que el sujeto asume el pleno control de su conducta de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias del contexto.
La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer."

Bien, si te has parado a leer este texto, te preguntarás ¿a qué viene esto? Pues viene a que acabo de leer a una persona de gran influencia positiva y me ha hecho pensar en lo que significa ser proactivo y lo beneficioso e importantísimo que es. No sólo para uno mismo, sino para las personas que nos rodean. Se trata de un compromiso contigo mismo, algo que debería crear tendencia en masa; pues estoy seguro de que en vez de acumular estrés, acumularíamos éxitos. Siempre insisto en tener una mente abierta, una mente creativa, positiva, audaz, perspicaz,... hay que utilizarla al máximo y de una forma beneficiosa, y si además logramos que nuestra forma de vida mejore la de los demás, chapó. ¿No crees? ¿Qué puede existir más gratificante que entregarte a tus sueños y metas hasta cumplirlas? Es algo que no tiene precio. ¿Y si además ayudas a que los demás logren también sus metas aportando tu grano de arena? Mejor aún.

Decide ser proactivo, decide ser feliz al cumplir todos tus objetivos.

¿Vas a dejarle vencer?

"Ten miedo al miedo". Pues es éste el que bloqueará toda oportunidad de avanzar si se lo permites. No dejes tampoco que los demás te trasladen sus propios miedos, ni su negatividad, ni sus experiencias, porque ni tú eres ellos, ni tiene por qué pasarte lo mismo. Si quieres algo ve a por ello. El miedo sólo está en tu mente, no está ahí fuera, no es algo tangible ni real. ¿En serio quieres hacer algo con tu vida? Me da igual lo que sea, pero hazlo. Hazlo ya. Crea el cambio, avanza, destruye murallas, vuela, salta, llega a la cima, descompón con tus logros, tu positivismo y tu fuerza de voluntad, todo hachazo que pretenda inculcarte el miedo.